martes, 8 de febrero de 2011

Winter's bone.



"Winter's Bone" está basada en una novela de cierto éxito en este país que fue ganadora del último Sundance, una película que, sin llegar a altas cumbres cinematográficas ya que no aporta nada nuevo, es una apuesta interesante porque recrea una tensión constante, consigue cautivar la atención del espectador debido a sus grandes interpretaciones y sobre todo por la estética, muy característica del cine independiente, que contiene escenarios bastante sórdidos y colores saturados.



La película nos relata la historía de Ree Dolly, una adolescente de 17 años que se ve obligada a cuidar de su madre (que sufre un transtorno psicológico) y sus dos hermanos pequeños (6 y 12 años) los cuales no pueden valerse por sí mismos, la situación se complica cuando la compañía que asegura la presencia de testigos en el juzgado les visita y amenaza con quedarse la propiedad familiar ante el incumplimiento del padre. A raíz de este problema que se presenta, la protagonista decide buscarlo por su cuenta para asegurar su asistencia, pero por el camino no lo tendrá fácil, se encontrará con una serie de personajes hostiles y oscuros que no le transmitirán confianza y que sobre todo descubrirá lo que son capaces de hacer. Ree encontrará a pocas personas que decidan ayudarla y que sean útiles para su búsqueda, pero cuando el asunto se relaciona con temas de droga se complicará todo y deberá tomar decisiones muy importantes. Debido a que no se trata de un tema muy complejo no voy a desvelar nada más.



Para finalizar, decir que el espectador se va a topar con un drama psicológico en el que se encontrarán muchas almas oscuras y perdidas, la historía parece creíble debido al nivel interpretativo del film y sobre todo por una magnífica Jennifer Lawrence, desconocida para mí hasta el momento y que realiza una interpretación soberbia, muy natural. Personaje que le ha hecho posible estar nominada al Oscar junto a grandes actrices ya conocidas pero que no les tiene nada que envidiar. Merecida nominación pero que se quedará simplemente en eso (que no es poca cosa).



SPOILER:

Las escenas de los niños jugando son muy tiernas, sobre todo ese final, cuando la pequeña de la familia coge la guitarra de su padre y se pone a tocar. Pero mi escena favorita sin ninguna duda es la que a mi parecer contiene más carga interpretativa, cuando Ree tiene que sujetar las manos de su padre para poder cortarselas y probar que está muerto, realmente no se ve nada desagradable, pero la expresión de la actriz lo dice todo, muestra una angustia que el espectador no pasará por alto.





TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada